martes, 9 de febrero de 2010

El negocio de la leche artificial.

No estoy en contra de la leche artificial, únicamente considero importante que todas las madres sean conscientes de los riesgos que tiene dar a sus hijos leche de fórmula y de como a veces los intereses económicos de ciertas empresas sin escrúpulos dificultan o esconden esta información a favor de sus beneficios económicos.
Según la OMS y la UNICEF, los bebés alimentados con leche artificial tienen mayor riesgo de padecer cáncer infantil, asma, infecciones de oídos y de las vías aéreas, alergias, diabetes e infecciones gastrointestinales. En comparación con los niños amamantados, estos niños obtienen menores puntuaciones en las pruebas de inteligencia y de vocabulario y, en la vida adulta, tienen más riesgo de sufrir cardiopatías y obesidad. Para las madres, no amamantar se traduce en un mayor riesgo de cáncer de mama, de ovario y otros tipos de cáncer.
El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna tiene por objetivo eliminar toda presión comercial a favor de la leche artificial y proteger a mujeres embarazadas y madres contra la distribución de información sesgada. Prohíbe toda promoción de los sucedáneos de la leche materna, biberones y tetinas. Busca asegurar que las madres reciban información adecuada por parte del personal de salud.
En resumen, el Código redacta que la industria de alimentos infantiles no debe:
* Dar suministros gratuitos de leches a los hospitales;
* Promover sus productos al público o al personal de la salud;
* Utilizar imágenes de bebés en sus leches, biberones o tetinas;
* Dar regalos a las madres o trabajadores de la salud;
* Dar muestras gratuitas de sus productos a la familia;
* Promover alimentos infantiles o bebidas para bebés menores de 6 meses    de edad;
*Las etiquetas deben estar en un lenguaje comprensible para la madre y   deben incluir advertencias sobre las consecuencias de su utilización para la salud.
Este código internacional sigue sin respetarse, y las empresas productoras de leche artificial lo incumplen sistemáticamente, tanto en países del norte como del sur, tanto en países ricos como en países pobres.
Es tan voraz el marqueting utilizado por estas empresas que hasta organismos como la Asociación Española de Pediatría dejan financiar sus premios por ellas.
Que las donaciones de leche para biberón son sumamente peligrosas está claro, pero en tiempo de catástrofes, muchas empresas intentan abrirse mercado a través de algunas ONGs que no reparan en el error, provocando que después de la "ayuda", aparezcan situaciones más graves de las que había antes de la actuación.
 Trás el tsunami que azotó el índico en 2004, aumentó la mortalidad infantil en la zona. Las ONGs reapartieron la leche para biberón de forma indiscriminada, lo que hizo que muchas madres que daban el pecho a sus hijos antes del tsunami, después no tuvieran alimento que ofrecerles. Si no hay succión no hay producción de leche, si un niño deja de estimular el pecho de su madre la leche desaparecerá.

Otro ejemplo es Nutricia Medical y Numil Nutrición, que comprende las marcas Milupa y Almirón, quienes colaboran desde hace más de tres años con Aldeas Infantiles SOS de España, a través de su Programa Supporting Lives. Actualmente tienen en marcha una campaña, en la que se puede "ayudar" a las víctimas de Haití por medio de donaciones a Aldeas Infantiles. Por ejemplo con 2.50 euros, te aseguran que donarán leche para todo un mes para 50 niños; con una donación de 3.100 euros, 80 cajas de alimentación infantil. Echándole un vistazo a la página de Almirón podemos hacernos una idea de la leche a la que se refieren.
A veces, incluso grupos bienintencionados, son cómplices sin querer de este negocio. Leche para Haití, es un grupo de profesionales Chilenos que desde 2008 intenta luchar contra la desnutrición infantil a través de donaciones de leche, algunas de la cuales son trasladadas incluso por la Fuerza Aérea del país. Ellos mismos explican los graves problemas con los que se encuentran cuando estas donaciones no llegan.
Estas iniciativas son armas de doble filo. Es prioritario que las madres continúen amamantando a sus hijos pase lo que pase, incluso si son madres desnutridas (de eso saben mucho algunas mujeres africanas), de esta manera sólo será necesario alimentar a la madre.
En la Comunidad Europea el código se ha transformado en leyes de diferente cobertura y cumplimiento.
En los vídeos que os presento a continuación se describen y denuncian las prácticas habituales de algunas empresas de leche artificial para intentar atrapar en sus garras a millones de familias cada año.




 
Fuentes: Iniciativa para la humanización de la asistencia al parto y al nacimiento (IHAN )
Criatures.cat
OMS

8 comentarios:

Vicky dijo...

Hola Mª José, me ha gustado el artículo y ver los vídeos, con toda la información que proporcionan. De hecho creo que a mucha gente no le gustaría verlos, porque yo misma siento que estoy dentro de todo ese lío, no por no amamantar a mis hijos pero sí por ser consumidores de leche de vaca, la pequeña no, pero Adam sí, y yo, a mi marido no le gusta y siempre ha dicho que no es natural, qué bueno!!!, cuanta razón tiene.Beso.

María José García-Robles dijo...

Me alegra que te haya gustado.
Gracias guapa.

socmare dijo...

Ahora me fijo más en los anuncios de leches artificiales, y vaya, diría que siempre hay imagenes de bebés, y suelen poner lo de que la leche materna es mejor, pero solo en las leches del principio en las de continuación o como complementos no lo he visto.
¿Cómo es que aun estando regulado no se multa? ¿ o se multa, lo pagan y les da igual?

Pepe dijo...

Estás haciendo una gran labor.

Felicidades.

Un saludo.


Pepe.

María José García-Robles dijo...

Socmare, de momento la legislación no se pone muy dura con estas irregularidades. Además piensa que hay muchos intereses económicos detrás de todas estas campañas.

María José García-Robles dijo...

Pepe, gracias por tus palabras. Es lo bueno que tiene la red, y tú sabes mucho de eso.

Anónimo dijo...

Mira tu artículo tiene una parte bien loable, pero otra que roza el más absoluto rídiculo. Un niño que sea criado con leche artificial, NI ES MÁS LISTO, NI MÁS INTELIGENTE, NI MÁS NADA! Eso son estudios sin conclusión CONSOLIDADA. lOS niños son como son en función de su GENÉTICA. Estás insultando a todas las madres que no dan el pecho, cuando el pecho, ló único que hace es dar en la leche defensas vivas, UNICAMENTE, y eso esperando que tú, no tengas un constipado o cualquier otro virus claro. Las leches de hoy en día, están muy conseguidas, claro que hay negocios, pero como en todo. Una cosa es denunciar las injusticas y otra muy distinta escribir gilipolleces

María José García-Robles dijo...

Tomar leche de vaca preparada no es igual que tomar leche materna. Esto no es una opinión. Es el resultado de estudios científicos (estudios de cohortes y de casos y controles). Una muestra:
http://www.aeped.es/lactanciamaterna/lactmat.htm De la Asociación Española de Pediatría. O este otro:
http://www.womenshealth.gov/espanol/lalactancia/lasventajas.cfm. Esta página es del gobierno norteamericano, que no es sospechoso de ser extremista ni radical. Otra muestra, esta de Unicef: http://www.unicef.org.co/Lactancia/ventajas.htm
No proporciono los estudios porque sería un poco farragoso; aunque sí le voy a proporcionar una revisión sobre los beneficios de la lactancia materna: http://www.lactaria.org/images/materiales/cuantifi.pdf
Las madres tienen que saber que dar el pecho no es igual que dar biberón de leche de vaca preparada. Dar leche de vaca preparada supone exponer al lactante a una serie de riesgos (por ejemplo: mayor riesgo de infecciones digestivas y respiratorias, mayor riesgo de ingreso hospitalario el primer año de vida, mayor riesgo de muerte súbita, etc). Decir que es lo mismo y que da igual lo uno que lo otro es FALSO. Usted comenta que son estudios sin conclusión consolidada (?). No hay que confundir los deseos con la realidad. Es cierto que en ciencias de la salud no hay certeza absoluta, sino que se trabaja con probabilidad, pero con los estudios disponibles se puede afirmar que es altamente probable que los niños que toman lactancia artificial tengan más enfermedades que los que toman pecho.
Usted comenta que lo que determina la inteligencia del niño es únicamente la genética. Eso es cierto en parte, la determina la genética y otros factores (como el entorno, ciertos hábitos de vida, etc).
Lo siento, no era mi intención herir a ninguna madre que no haya dado el pecho a su hijo, pero no voy a mentir para no herir susceptibilidades.
Casi todas las madres pueden dar el pecho a sus hijos, sólo una pequeñísima cantidad, menos del 1%, tienen alguna patología real que se lo impide. Lo que a menudo ocurre es que las mujeres no encuentran el apoyo que necesitan si aparece alguna dificultad para el óptimo desarrollo de la lactancia.
Un saludo.