lunes, 22 de febrero de 2010

Escultura: La maternidad

Como dice Laura Gutman, vivimos en una sociedad donde las mujeres somos visibles, pero las madres invisibles, y donde se  desprestigia la maternidad y la crianza y en consecuencia se minimiza la etapa infantil, ahogándola en un mundo adultocéntrico.

En Oviedo, en la plaza Carlos Osoro, en La Florida se ha inagurado una escultura llamada La Encarna con Chiquilín. Maternidad, 1955 de la que ya existe una réplica, aunque de menor tamaño, en el Paseo de los Álamos, de Oviedo.

El artista Sebastián Miranda, representa una mujer dando de mamar a su hijo. Me alegra plenamente saber que existen iniciativas como esta, que ayudan a hacer visible la maternidad y la lactancia y a valorar la importancia de la crianza y la profunda trascendencia social que ello implica.
Vía : lne.es

lunes, 15 de febrero de 2010

XIV CONCURS FOTOGRÀFIC LACTÀNCIA MATERNA MARINA ALTA 2010











El Grup Nodrissa, en col·laboració amb el Servei de Pediatria de l’hospital de Dénia, el patrocini de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana, i el suport de l’Ajuntament de Dénia i la CAM “Obras Sociales”, convoca el XIV Concurs Fotogràfic sobre Lactància Materna, reivindicant així la imatge de la dona en actitud d´alletar.
Més informació: Grup Nodrissa

martes, 9 de febrero de 2010

El negocio de la leche artificial.

No estoy en contra de la leche artificial, únicamente considero importante que todas las madres sean conscientes de los riesgos que tiene dar a sus hijos leche de fórmula y de como a veces los intereses económicos de ciertas empresas sin escrúpulos dificultan o esconden esta información a favor de sus beneficios económicos.
Según la OMS y la UNICEF, los bebés alimentados con leche artificial tienen mayor riesgo de padecer cáncer infantil, asma, infecciones de oídos y de las vías aéreas, alergias, diabetes e infecciones gastrointestinales. En comparación con los niños amamantados, estos niños obtienen menores puntuaciones en las pruebas de inteligencia y de vocabulario y, en la vida adulta, tienen más riesgo de sufrir cardiopatías y obesidad. Para las madres, no amamantar se traduce en un mayor riesgo de cáncer de mama, de ovario y otros tipos de cáncer.
El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna tiene por objetivo eliminar toda presión comercial a favor de la leche artificial y proteger a mujeres embarazadas y madres contra la distribución de información sesgada. Prohíbe toda promoción de los sucedáneos de la leche materna, biberones y tetinas. Busca asegurar que las madres reciban información adecuada por parte del personal de salud.
En resumen, el Código redacta que la industria de alimentos infantiles no debe:
* Dar suministros gratuitos de leches a los hospitales;
* Promover sus productos al público o al personal de la salud;
* Utilizar imágenes de bebés en sus leches, biberones o tetinas;
* Dar regalos a las madres o trabajadores de la salud;
* Dar muestras gratuitas de sus productos a la familia;
* Promover alimentos infantiles o bebidas para bebés menores de 6 meses    de edad;
*Las etiquetas deben estar en un lenguaje comprensible para la madre y   deben incluir advertencias sobre las consecuencias de su utilización para la salud.
Este código internacional sigue sin respetarse, y las empresas productoras de leche artificial lo incumplen sistemáticamente, tanto en países del norte como del sur, tanto en países ricos como en países pobres.
Es tan voraz el marqueting utilizado por estas empresas que hasta organismos como la Asociación Española de Pediatría dejan financiar sus premios por ellas.
Que las donaciones de leche para biberón son sumamente peligrosas está claro, pero en tiempo de catástrofes, muchas empresas intentan abrirse mercado a través de algunas ONGs que no reparan en el error, provocando que después de la "ayuda", aparezcan situaciones más graves de las que había antes de la actuación.
 Trás el tsunami que azotó el índico en 2004, aumentó la mortalidad infantil en la zona. Las ONGs reapartieron la leche para biberón de forma indiscriminada, lo que hizo que muchas madres que daban el pecho a sus hijos antes del tsunami, después no tuvieran alimento que ofrecerles. Si no hay succión no hay producción de leche, si un niño deja de estimular el pecho de su madre la leche desaparecerá.

Otro ejemplo es Nutricia Medical y Numil Nutrición, que comprende las marcas Milupa y Almirón, quienes colaboran desde hace más de tres años con Aldeas Infantiles SOS de España, a través de su Programa Supporting Lives. Actualmente tienen en marcha una campaña, en la que se puede "ayudar" a las víctimas de Haití por medio de donaciones a Aldeas Infantiles. Por ejemplo con 2.50 euros, te aseguran que donarán leche para todo un mes para 50 niños; con una donación de 3.100 euros, 80 cajas de alimentación infantil. Echándole un vistazo a la página de Almirón podemos hacernos una idea de la leche a la que se refieren.
A veces, incluso grupos bienintencionados, son cómplices sin querer de este negocio. Leche para Haití, es un grupo de profesionales Chilenos que desde 2008 intenta luchar contra la desnutrición infantil a través de donaciones de leche, algunas de la cuales son trasladadas incluso por la Fuerza Aérea del país. Ellos mismos explican los graves problemas con los que se encuentran cuando estas donaciones no llegan.
Estas iniciativas son armas de doble filo. Es prioritario que las madres continúen amamantando a sus hijos pase lo que pase, incluso si son madres desnutridas (de eso saben mucho algunas mujeres africanas), de esta manera sólo será necesario alimentar a la madre.
En la Comunidad Europea el código se ha transformado en leyes de diferente cobertura y cumplimiento.
En los vídeos que os presento a continuación se describen y denuncian las prácticas habituales de algunas empresas de leche artificial para intentar atrapar en sus garras a millones de familias cada año.




 
Fuentes: Iniciativa para la humanización de la asistencia al parto y al nacimiento (IHAN )
Criatures.cat
OMS

domingo, 7 de febrero de 2010

Lactancia materna según la OMS

Durante los últimos decenios se han seguido acumulando pruebas sobre las ventajas sanitarias de la lactancia materna, sobre la que se han elaborado numerosas recomendaciones. La OMS puede afirmar ahora con plena seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años.

Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, la OMS y el UNICEF recomiendan:
•Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida;
•Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua;
•Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche;
•No utilizar biberones, tetinas o chupetes.
La leche materna es el primer alimento natural de los niños, proporciona toda la energía y los nutrientes que necesitan durante sus primeros meses de vida y sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida.
La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad. La lactancia natural contribuye a la salud y el bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia y el país, es una forma segura de alimentación y resulta inocua para el medio ambiente.
La lactancia materna es a la vez un acto natural y un comportamiento que se aprende. Abundantes investigaciones demuestran que las madres u otras cuidadoras necesitan un apoyo activo para instaurar y mantener un amamantamiento adecuado. En 1992, la OMS y el UNICEF pusieron en marcha la Iniciativa «Hospitales amigos del niño» con la idea de favorecer la lactancia natural ayudando a las mujeres a ejercer el tipo de maternidad que lo propicia. Esta iniciativa está contribuyendo a que la lactancia natural exclusiva gane terreno en todo el mundo. Combinada con medidas de apoyo en todos los eslabones del sistema de salud, puede ayudar a las madres a mantener este modo de alimentación.
Texto extraído de la Organización Mundial de la Salud.