martes, 20 de septiembre de 2011

Esperando el cambio de paradigma en el sistema educativo

Hoy en el parque una amiga profesora de secundaria, me ha explicado que mañana irá a su instituto una psicóloga infantil, que les explicará como detectar el Síndrome de Hiperactividad y el Déficit de Atención. Creo, humildemente, que estamos delante de una epidemia ficticia, donde un trastorno de conducta se considera una enfermedad y que posiblemente aparece como reacción de los niños/chicos a un sistema educativo obsoleto que necesita urgentemente un cambio de paradigma.

En cambio esto nadie se lo plantea. Para el sistema es más fácil medicar a los niños con Rubifen /Ritalin para que no molesten, que pensar que nuestro sistema educativo no sirve en nuestros días. La escuela debería ser un lugar donde se respetaran los procesos madurativos naturales de cada niño, un lugar donde la base fuera la motivación, donde se aprendiera jugando, tocando, experimentando…donde se potenciara la creatividad, la solidaridad y la autonomia. Un lugar que no acogiera a niños menores de 6 años con la falacia de la necesidad de socialización. Escuelas de puertas abiertas a los padres que quieran participar de ella. Un sistema educativo universal y público de calidad para evitar la dispersión del proyecto. Una educación donde la piedra angular de la enseñanza sea el profesor. Maestros con buenos sueldos, con excelente formación y motivación y reconocidos socialmente.
Afortunadamente cada vez hay más padres y más maestros (menos políticos) que entienden lo arcaico del sistema y en la medida de las posibilidades implantan sutiles cambios, que sirven para dar pequeños pasos hacia el cambio de paradigma en la educación, para mejorar la vida de los niños de hoy, de los adultos de mañana.

3 comentarios:

Alberto dijo...

Si, y no, Maria... a ver. Que hay que mejorar cosas, seguro. Luego, como ya me conoces, sabes que todo el tema de deficits de atencion, hiperactividades, etc me parecen una epidemia de psicologos, no de enfermos. Pero la escuela hoy dia va mucho peor que hace 30 anyos, y eso es un hecho. Asi que, por tu propio argumento, si no ha cambiado nada y todo el sistema esta esclerotizado, y se sigue haciendo "todo" como hace 30 años, que alguien me explique entonces por que hoy hay padres que pegan a profesores, alumnos que ignoran a sus profesores, profesores asustados de ir a clase, alumnos sadicos (siempre ha habido ninyos cabrones, pero creo que sadicos antes habia menos), etc. En algo estamos yendo hacia atras... y no creo que sea lo que tu dices en el articulo por la simple razon de que, como dices tu, eso 30 anyos atras tampoco se hacia!

María José García-Robles dijo...

La diferencia entre antes y ahora no es el respeto, es el miedo. Antes los niños, aunque se aburrían igual en clase, estaban quietos en sus sillas porque si no tenían serías consecuencias (incluso físicas) por parte de los profesores y/ o de sus padres. Estoy en contra de la violencia en cualquiera de sus formas, soy una clara defensora de la importantísima labor de los maestros y los admiro y respeto como la que más. Nunca, nunca, nunca, justificaría una agresión a un maestro. Pero el sistema educativo tiene que cambiar. No podemos seguir teniendo aulas masificadas y seguir sin individualizar la enseñanza. La escuela tiene que estar dotada de más recursos para que los profesores puedan acompañar el proceso educativo de cada niño teniendo en cuenta las diferencias.
¿Por qué Finlandia tiene el mejor sistema educativo del mundo?
http://www.yorokobu.es/la-confianza-clave-del-exito-educativo-en-finlandia/

María José García-Robles dijo...

Por otro lado, los padres cada vez más, delegan la educación de sus hijos a la escuela. Es cierto que los horarios maratonianos y la no conciliación laboral, hacen que muchos padres sientan que la educación de sus hijos es cosa de otros (maestros, médicos....) Por eso se ven con el derecho de recriminar e incluso agredir a quien ellos piensan que no lo están haciendo bien con sus hijos. Lamentable pero cierto. En definitiva, los que siguen pagando los platos rotos son los niños de las sociedades ricas actuales, que según los estudios, son los que más solos han estado a lo largo de toda la historia.
http://www.elblogalternativo.com/2009/10/08/padres-que-delegan-su-papel-en-la-escuela-carta-de-una-profesora-quejandose-de-que-les-toca-criar-y-no-educar/