martes, 6 de diciembre de 2011

Tiene cuatro años. ¿Y qué?

Un vez más la justicia demuestra saber muy poco sobre lactancia. Si hace unos meses la blogosfera maternal se revolucionó con el caso de Habiba, ahora nos llega desde Alemania, la historia de Begoña, una madre española que vive en Berlín y que ha visto como le han denegado la custodia de su hijo por seguir amamantándolo con 4 años. Alegan, que la lactancia interfiere en su evolución y buen desarrollo, haciendo caso omiso de lo que los organimos sanitarios internacionales recomiendan.
Begoña hace un llamamiento a todas las personas que quieran colaborar con ella. Necesita aportar en el juicio, cartas de profesionales y cartas de madres explicando sus experiencias, para poder demostrar que la lactancia prolongada sigue siendo igual de beneficiosa para madre y niño pasados los dos años. Y que más allá de lo que diga la ciencia, lactar es un acto de amor entre madre e hijo y un derecho que nunca nadie debería vulnerar.
Las cartas pueden ser escritas en cualquier idioma. Es muy importante que estén firmadas, con el nombre y el DNI y que se añadan fotografías de lactancia, si es posible.
Se pueden enviar a este correo postal:
Begoña López Álvarez – Kosmo Hugo Krug López
Schwendy weg 6
13587 Berlin
Deutschland
O a esta dirección de internet: blodesign3@googlemail.com
Más sobre el tema:
Som la llet
Mimos y tetas