lunes, 18 de febrero de 2013

Lactancia materna, cuestión de supervivencia


Según un informe elaborado por Save The Children, se podrían salvar 95 bebés cada hora, 830.000 cada año,  si las madres dieran leche materna a sus hijos inmediatamente después de dar a luz.

El sistema inmunológico de los bebés se beneficiaría del calostro, por lo que tendrían tres veces más posibilidades de sobrevivir. Si la madre continúa dando leche materna durante los siguientes seis meses, un niño en un país en vías de desarrollo tiene hasta 15 veces menos posibilidades de morir a causa de enfermedades como neumonía o diarrea.

“A pesar de que los beneficios de la lactancia materna son de sobra conocidos en los países desarrollados y de que es una práctica gratuita y natural para proteger a un recién nacido, no se presta la atención necesaria para ayudar a las madres a amamantar a sus hijos en los países más pobres”

                  Yolanda Román, Responsable de Incidencia Política de Save the Children.

El informe también resalta algunas prácticas de marketing cuestionables adoptadas por algunas compañías productoras de sucedáneos de leche materna en mercados emergentes y que pueden hacer que las madres crean que estos productos son los mejores para alimentar a su bebé, aunque no puedan permitírselo económicamente. Asia es un nuevo mercado lucrativo para la industria, valorado ya en más de 18 mil millones de euros y se prevé que crezca en total un 31% para 2015. En el este de Asia y el Pacífico, el número de madres que dan leche materna ha caído de un 45% en 2006 a un 29% en 2012.




Por todo ello la ONG reivindica que los países en vías de desarrollo implementen planes para aumentar la incidencia de madres que amamantan a sus hijos. También instan a las compañías de leche artificial a que adviertan de los RIESGOS de la leche de fórmula y que las advertencias en los productos ocupen al menos un tercio de la superficie de los mismos. Por último solicitan a los gobiernos que se convierta el código internacional sobre sucedáneos de leche en ley y que se controle de forma independiente. 

No hay comentarios: